Cobarde

Érase una vez un niño
que amaba a su padre
Uno era tierno en cariño
Mientras que el otro había dejado a su madre

Así creció el infante
Con su madre a su lado
Pensaba en elefantes.
Y su madre, en quien la había dejado

“Que triste es cuando estas solo
aun recuerdo a tu padre
me paso las noches llorando y llorando
gimiendo por ese cobarde”

“Madre no te sientas así”
el chico le dijo
“Nunca te haré sufrir
Siempre te mostraré cariño”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s